Almendras, calor y moscas -Mercedes Pueyo-

Publicado: enero 15, 2012 en La actividad agrícola

Es primero de octubre, tiempo de las almendras, pero  debido a la trasformación de nuestros campos de secano a regadío, hubo que hacer la concentración parcelaria y por ese motivo las plantaciones de almendros han desaparecido casi en su totalidad. En mi casa se conservan cuatro almendros a las orillas de la parcela de maíz, para consumo  de la familia, como que ya se han recogido del campo, estamos mi marido y yo mano a mano  limpiando o las almendras.Este trabajo me retrotrae a tiempos pasados, por lo menos a veinticinco o treinta años atrás, cuando las almendras se limpiaban con una máquina con motor y que dejaba muchas sin limpiarlas bien,  entonces  en el almacén, cerca de la máquina de ponía una mesa en la que se echaban paladas de almendras  de las que no limpiaba la máquina y a su alrededor seis u ocho personas entre padres, abuelos ,algún familiar o amigo que le gustaba echar una mano se acababan de limpiar a mano y se formaba una amena y distraída reunión.Es bonito de recordar pero también en estos recuerdos afloran las personas queridas, que  por edad y otras circunstancias ya no están entre nosotros .
Este episodio del escosque de las almendras en ese tiempo que  se está muy bien en la calle que todavía hace calor, resultaba muy agradable, no así el ir al campo a cogerlas, a mí  personalmente me sentaba fatal esta tarea, siempre íbamos después de comer, cuando los críos marchaban a la escuela o antes, si estaba la abuela cerca, llegábamos al campo  con un calor horroroso, el calor era malo, pero ¡ojo¡ las moscas que te comían viva. Por aquel entonces había en el pueblo un sargento de la guardia civil, que su señora la Avelina tenia amistad con mi cuñada, pues las dos eran del mismo pueblo Aragüés del Puerto .A esta mujer le encantaba venir a coger almendras y hasta el sargento venia algunas tardes ,eran muy buena gente y nos hacían pasar las tardes mejor.A pesar de los pesares  había que hacerlo, en secano es una  de las cosas  que se cultivan y contentos el año que había cosecha, que la mayor parte de los años se helaban y también dolía contar con un ingreso menos.
Con las almendras lo de la rentabilidad, todavía ha sido peor que con las olivas, hace por lo menos 40 años que llevan el mismo precio y hace mas de 20, que si no se habían helado, se dejaban en el campo porque se perdía dinero.Les decíamos a nuestros hijos adolescentes por aquel entonces y antes de empezar en el instituto, que si querían coger algo de almendras, el dinero seria para ellos, lo hicieron algún año, pero el  dinero que sacaban creían que no compensaba el esfuerzo, así que, prefirieron ir los veranos a bares o restaurantes que sacaban más dinero para ayudar en sus estudios.
Estos son recuerdos, quizá un tanto personales, pero creo es lo más parecido al común de como se vivía en las demás familias.
M.P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s