Archivos para octubre, 2012

El teléfono en Candasnos. Instalación del tendido telefónico de la línea Zaragoza-Barcelona (a su paso por Candasnos y Fraga)

La instalación

En la siguientes siguientes fotografías , que fueron tomadas  en algunas zonas del tramo Candasnos- Fraga, a mediados de los años veinte, se refleja el trabajo de la instalación del tendido telefónico de la línea Zaragoza-Barcelona a su paso por estas dos localidades. Dichas fotografías , que pertenecen a la colección de la Fundación Telefónica ,recogen una época de la historia de la compañía, y por tanto de España, que abarca los años de instalación masiva del teléfono, unos años en los que el progreso llegaba a nuestros pueblos y transformaba el paisaje urbano de las principales ciudades del país.

A mediados de la década de los años veinte del siglo pasado, cuando Telefónica fue creada, la compañía realizó un intenso trabajo de documentación mediante fotografías y películas de la profunda revolución tecnológica que iba a llevar a cabo en el país. Para ese trabajo fueron contratados los principales fotógrafos o “reporteros gráficos” del momento. Por todo ello, el Archivo Fotográfico de Telefónica tiene un carácter único tanto a nivel nacional  como  internacional.

Os dejamos el enlace para que podáis ver las fotografías tomadas desde 1924 hasta 1931 .

Enlace: http://www.fundacion.telefonica.com/es/que_hacemos/conocimiento/archivo_fotografico/tematica/lineas/1

————————————————————————————

El teléfono en  Candasnos

Una vez finalizada la instalación del tendido telefónico en Candasnos en 1928  ,se inaugura   la primera centralita de la que se tienen constancia . Se trata de  una vivienda  situada  en  la Avda del Generalísimo (calle de la carretera), que también dispone de servicio de ultramarinos y su titular es Marcelino Baches . Posteriormente en 1944 Marcelino traspasa la titularidad de la central a su hija Rosa Baches a un local próximo al primero.

En este periodo de tiempo, se refuerza la línea telefónica. Primero en 1930 aumenta el cableado ,de llevar 2 cables pasa a llevar cuatro y los postes se instalan  mucho más gruesos. Posteriormente, en 1956 se colocan los cables telefónicos bajo tierra. En esta segunda obra trabajaron gente del pueblo entre los que se encontraban Vicente Arbellón, Toni Villagrasa, Antonio Pallé, Manuel Labara, etc.

El trabajo lo hacían al jornal, pero los jefes decían que no cundía el trabajo y los pusieron a trabajar a destajo por las mañanas , teniendo las tardes disponibles para marchar al monte con bicicleta a recoger por su cuenta escobizo del vasto.

Aproximadamente  sobre 1958, Rosa Baches deja la titularidad de la centralita y la traspasa a Rosenda Cantarelo quien estuvo dos escasos años al frente de la tienda y la centralita.. Finalmente toman el servicio , dos vecinas y hermanas del pueblo, Julia y Ascensión Barlés, que llevan la central telefónica en su casa, hasta la aparición del automático en 1975.

Todas las personas que llevaron en el servicio, disponían de un cuadro de teléfonos (clavijas) con indicadores y una pequeña cabina para poder hablar. En el cuadro figuraban los números de los teléfonos abonados que había en la población. Los cinco primeros fueron los siguientes:

  1. Ayuntamiento
  2. Bar de Salillas
  3. Casa Pradas
  4. Casa el Jaque
  5. Casa Gaya

Los precios que regían en aquel momento probablemente fueron  los siguientes:

  • Una conferencia telefónica de 3 minutos  costaba 0,75 pesetas y estaban incluidos los impuestos.
  • Un aviso de conferencia dependía de la distancia y del tamaño de la población de destino.  Como ejemplo, un aviso a Lérida costaba 5,50 pesetas.

En un aviso de conferencia entre usuarios que no tenían teléfono ,que era lo más normal en aquellos tiempos, se hacía del siguiente modo,  el que precisaba hablar con otra localidad , iba a la central y ésta remitía un aviso a la mesa de la localidad de destino quien hacía entrega del aviso en el domicilio del destinatario ,en un escrito donde se especificaba el día y la hora a la que debía acudir a la central para establecer la comunicación.

Finalmente como anécdota os diremos que era el servicio de Telefónica la encargada de notificar a los puestos de la  Guardia Civil la situación de las autoridades que pasaban por determinado trayecto. En las ocasiones que pasaba Franco por nuestras tierras, la central de Alcarrás lo notificaba a la central de Fraga y la de Fraga a la de Candasnos y ésta  la de Peñalba.

En uno de estos avisos – nos cuenta Delfín-, los chavales de la escuela salieron a la carretera con sus maestros para saludar a Franco a su paso por Candasnos….Pero los chicos, que saludaban a todo vehículo que pasaba por la carretera, se fueron a  su casa sin llegar  a verlo.

———————————————————————————

Elena Blanch y Nieves Lorenzo