Archivos de la categoría ‘Historias de la mili’

La buena…

Delfin-2Por la mañana el desayuno era la hora mas feliz del día para mí. En el comedor repartían todos los días chocolate; no era puro del todo ni espeso, más bien aguachirri ,pero como yo he sido siempre muy laminero y el cabo de cocina que me conocía muy bien me llenaba la marmita – que venía a ser medio litro largo tirando mas bien a tres cuartos de litro – y que junto a los trozos de pan que recogía durante la comida y la cena, me montaba unos desayunos que se quedaban todos pasmaos. De todos modos, todos  los días pesaba lo mismo 55, Kg ¡ que envidia les daba a todos! je,je,je,je,je Algunas veces el cabo quería fastidiarme y me hacia cabrear llenando solo un cazo pequeño, que era nada mas que un cuarto de litro, pero como yo no me movía hasta que llenaba bien la marmita, porque los de atrás de la fila se ponían gritar ¡ que queremos desayunar. !pues entonces accedía a mi afanosa voluntad,  que no era poca.

La mala…

¡ Paso ligero de 88 minutos ! – preguntar a José Antín Labara, que también participó.

Delfin-5Cierto día, siendo  reclutas aún y por lo tanto bastante novatos, una  la tarde se quedó solo el cabo 1º ” Copé ”  y nos mandó formar con mosquetón y bayoneta ; y empieza la instrucción , “de frente ar” , “media vuelta ar”, “media vuelta ar” y entre tanto trascoleo de    piernas pa qui, piernas pa lla  , se escaparon unas risitas, que ya te digo yo con las dichosas risitas. El cabo primero se cabreó y nos mandó paso ligero y preguntaba una y otra vez quien había sido,  y risitas otra vez, y otra vez  paso ligero,  hasta que algún compañero cayó desmayado y otros con ataques de ansiedad. Algún cabo  debió de dar aviso donde sea de la atrocidad que se estaba cometiendo, ya que  enseguida se presentó un teniente médico y algún recluta tardó en recuperase y le duró el trauma algunos días más …y esto es todo por hoy, que no es poco.

Antes de jurar bandera durante el periodo de instrucción, después de la gimnasia, el desayuno y aprendiendo a desfilar y esas cosas que te enseñan para ser soldado, pasamos al salón donde nos imparten teórica de orden y comportamiento  militar y además nociones de mecanica y clases de manejo de vehículos, puesto que estábaamos en un cuartel de automoviles; nuestro destino era llevar coches, camiones, autocares, grúas según convenga; así pues nos hacian sacar el carnet de conducir ” militar. “Mili Delfin 2

D. NARCISO VIEJO BLASCO era el capitán  de nuestra compañía, un tipo sencillo, simpático, bonachón -mientras no te pasaras el código militar por el sobaco-. Para hacerse entender recurria a sistemas pedagógicos ” made in capitán Viejo” y que consistían en bajarse a la altura del que menos sabía de mecanica , del que no tenía ni idea de lo que era un coche.
Cierto día empezó la clase así: “¡ teneis que  saber que un  cilindro es como un bote de tomate! ,sin la tapa de arriba ni la de abajo, ¿ me habeis entendido eh? pues  eso es un cilindro ! asi que si os dicen que tal motor es de 4 o 6 cilindros o los que sea, quiere decir que tienen 4 o 6 latas de tomate o los que sea,  si no lo habeís entendido  os lo repetire otra vez.!”
Mili Delfin 1“Y ahora vamos a ver, ¿que es  una batería? Pues la bateria es como el paquete de chorizos y longanizas y todo que os mandan de casa ,  que empezais a sacar y sacar y al final como os lo habeís comido todo, ! pues no queda nada ¡ pues eso es la bateria ,que al final se queda descargada  ¿ habeis entendido ? ¡ pues eso !,  después os preguntaran y ya veremos que es lo que no habeís entendido. ¡ Bueno me voy y os dejo con el teniente!”

Delfín Pena

¿ Cómo pude presenciar esta catástrofe? ¡No quisiera volver a ver nunca más algo parecido… ! Fue así…

José Antin Labara, amigo ,compañero y quinto mío, estábamos haciendo la mili en Zaragoza en la Compañía Regional de Automóviles 5ª Región Militar Valdespartera.
Una vez juramos  bandera nos destinaron a la Sección Ligeros, es decir , sección de la  compañia  que prestaba servicios a los diferentes cuarteles de Zaragoza, con un parque de vehículos clasificados de la siguiente manera:

Mili Delfin 41º Ligeros: componían el parque una furgoneta citroen 2CV,  una furgoneta Wolkswagen de varias plazas destinada para traer y llevar a sus domicilios a los oficiales y suboficiales que comandaban esta compañía, dos SEAT 600 C nuevos que estrenamos Antín Labara  y yo,  Pena Mercadal , estos vehículos estaban preparados para trasladar a diferentes jefes y oficiales, según pidieran este servicio en los cuarteles de la ciudad ;un Seat 1400 B y un Seat 1400 C destinados a llevar a generales de brigada o de  división; Un SEAT 1400 C destinado a llevar a un teniente general.

2º Pesados: compuestos por camiones de diferentes tipos ya sea para trasportar la tropa o carga y otros usos, algibes ,etc.

3º Especiales: autocares,  alguna grúa,  etc .

El día 10 de febrero de 1965 llaman de la oficina a Antin Labara para hacer un servicio. Le entregan el parte en el que están sus datos personales, pero se da cuenta que la matrícula no correspondía con la de su coche y entonces dijo: “mi capitán,  esta es la matricula que lleva Pena Mercadal “. Así pues me mandan llamar, me dan el parte de servicio y me dicen que tengo que recoger al comandante juez que vive en el bloque de viviendas para jefes en tal calle…

Me estaba esperando, me presento  y cargamos en el 600 una máquina de escribir, una silla plegable y un taburete.
Subimos al coche y  pregunto : ¿ Dónde vamos mi comandante ? , me contesta: ¡coge la carretera de Logroño y ya te iré indicando ! y a los pocos Kms me dice ¡afloja ¡ ve despacio y en el primer camino a la izquierda métete y sigueª.Mili Delfin 3

Desde que salimos de Zaragoza hasta aquí estuvimos sin mediar palabra ¡ me extrañó mucho! porque esta gente siempre te preguntaban cómo te llamabas, de dónde eras, de qué trabajabas ,¡en fin esas cosas !, él  ya sabia donde íbamos y lo que íbamos a encontrar, pero yo no tenia ni idea.
Llegamos a una planicie, un campo de una Ha aproximadamente y allí estaban, dos vagones de tren quemados, hierros retorcidos ,etc.
El comandante me dijo que le trajera  la maquina de escribir y el taburete , que él cogía la silla y que lo siguiera .Lo seguí hasta que dijo ¡ aquí  !  pon el taburete y coloca la máquina de escribir encima; se sentó me dio los folios para que los guardara, que ya me los iría pidiendo y empezó a escribir como un bólido ; entonces  miro al frente y a los lados  y fue entonces cuando ví el desolador y desgarrador espectáculo. Lo que en principio me pareció ser simples bultos de algo esparcidos por todo el campo resulta que eran cuerpos de personas quemadas, carbonizadas, abrasadas. Vi como cogían un cuerpo para ponerlo en una camilla y al levantarlo del suelo se le desprendió del tronco la cabeza ¡ fué horrible aquello ! no quisiera volver a vivir nada parecido.

Cuando llegué a la compañía mi amigo Pepe Antin me dijo que estaba serio, desencajado, demacrado, sin ganas de nada.

Al día siguiente día 11 me llamaron de la oficina y al  presentarme  me entregan un parte de servicio y me dice el capitán : recoge al comandante juez que te esta esperando para llevarlo a Grisén , pensé ¿ para qué ? ¡ yo que sé ! .

Una vez llegamos al pueblo me di cuenta para qué. Habían llegado personalidades civiles y militares para dar entierro a las víctimas; cuando pasaba un féretro delante de mí, me puse en posición firmes y saludé al féretro, como nos habían enseñado en el periodo de instrucción; y en ese momento una chica joven se salió del protocolo ,vino hacia mí y me abrazó por el cuello y entre lagrimas y sollozos, balbuceando me dijo ¡ mi hermano era un soldado como tú ,! aquí ya fue la gota que terminó de llenar el vaso, me quedé de piedra, sin respiración ,me dio un beso y se volvió con la familia.

Escribo  estas líneas después de tanto tiempo, en recuerdo de las víctimas que fallecieron en el terrible accidente ferroviarrio que   en febrero de 1965, ocurrió entre las estaciones de Grisén y Pinseque, cerca de Zaragoza y del  que fuí testigo, dándoles  a los  a los familiares   mi mas sentido pésame.

Periódicos como ABC y la Vanguardia se hacen eco de  la tragedia ferroviaria ocurrida entre las estaciones de Grisén y Pinseque el 10 de febrero de 1965

ABC   Diario ABC

LVG19650211-004     La Vanguardia

Enlace al reportaje emitido por La Cuatro el 30-11-2014, conmemorando el 50 aniversario del segundo accidente ferroviario más grave ocurrido en España, el accidente de Grisén.