Archivos de la categoría ‘Rodaje de los Spaguetti westerns’

Los Spaghetti Westerns son producciones europeas de bajo presupuesto, que contaron con un buen número de seguidores durante la década de los años sesenta y principios de los setenta. Muchas de estas películas eran producciones poco sofisticadas, de baja calidad  pero, sin embargo,  supusieron grandes éxitos de taquilla. Durante estas dos décadas se rodaron en España un buen número de Spaghetti Westerns en lugares como el desierto de Tabernas en Almería o en Granada, Madrid y en la provincia de Huesca, en torno al desierto de Los Monegros y al río Cinca.

En concreto fueron dos los productores catalanes que filmaron los exteriores de sus películas en las comarcas oscenses del Bajo Cinca y Los Monegros entre 1965 y 1972: los hermanos Balcázar e Ignacio F. Iquino, propietario de IFI. Ambas productoras encontraron en la provincia de Huesca las localizaciones ideales para el rodaje de exteriores, bien por su valor paisajístico, por su ubicación cercana a Barcelona o por la necesidad de economizar gastos.

Aquí os mostramos la carátula y la ficha técnica de dos de las películas rodadas en Candasnos, se trata de “La diligencia de los condenados” y “ Una cuerda al amanecer”.

Sinopsis de la Diligencia de los condenados

Un pistolero y dos de sus hombres son encarcelados, acusados de asaltar un rancho y matar a sus moradores, en espera de que se celebre el juicio. El único testigo de la matanza se dirige a la ciudad en la diligencia, pero un amigo del pistolero retiene a todos los viajeros para evitar que el testigo pueda declarar .

Ficha técnica de La diligencia de los condenados
1970
España/Italia
Director: Juan Bosch
Reparto: Richard Harrison, Fernando Sancho , Erika Blanc, Gaspar ‘Indio’ González, Florencio Calpe, Maria Cinta, Bruno Corazzari, Fernando de Miragaya, Joaquín Germán, Ángel Lombarte, Leontine May, Antonio Molino Rojo, Ricardo Moyán, Miguel Muniesa, César Ojinaga, Ignacio Abadal, Elena Pironti, Gustavo Re, Maria Cinthia Rosello, Fernando Rubio, Alberto Severi, Juan Miguel Solano, Juan Torres, Nano Martín, Juan Patiño 

Guión:  Antonio Vera Ramírez, Ignacio F. Iquino, Luciano Martino, Juliana San José de la Fuente
Fotografía:  Luciano Trasatti 

Música: Enrique Escobar

 

Una cuerda al amanecer
1972
España/Italia
Director: Manuel Esteba
Reparto: Pierre Brice, Steven Ted, Fernando Sancho, Mónica Randall, Marta Flores, Antonio Molino Rojo, Raúl Aparici, Gaspar ‘Indio’ González, Sergio Aparici, Manuel Muñiz, Alberto Vila, Ferruccio Viotti, Juan Fairen, Miguel Muniesa, José Nieto

Guión: Manuel Esteba
Fotografía: Girolamo La Rosa
Música: Vasili Kojucharov, Daniele Patucchi

Sinopsis

Para luchar contra un cacique, que pretende apoderarse de todas la propiedades, un agente es enviado por la policía federal del estado.

 

Anuncios

En la segunda mitad de la década de los años 60 del siglo pasado, fue cuando en Candasnos se rodaron los exteriores de las películas del Oeste “Spaghetti Western” .Se pasearon por estos secarrales de los Monegros muchos actores y actrices americanos, europeos y también españoles.

Entre los actores americanos e italianos, había protagonistas que eran muy conocidos y entre los españoles que se recuerdan, uno era  Fernando Sancho, que protagonizó alguna que otra anécdota en el pueblo.

Sin título-11Estando ingresado un vecino nuestro en la policlínica del Dr. Chine en Fraga, se organizó un gran revuelo en dicha clínica ,¿qué pasa,  que es lo que ocurre? nos preguntábamos las personas de las habitaciones, el motivo  era que acababa de entrar en la clínica  Fernando Sancho. Algunos días antes había ingresado una persona accidentada al caerse de un caballo (hacia de extra de un actor protagonista), por ese motivo estaba allí Fernando Sancho, había venido a hacerle una visita, por equivocación abrió la puerta de la habitación de nuestro vecino, al darse cuenta del error, se excusó y siguió su camino, dijeron que había estado muy simpático con toda la gente.

En Candasnos el mencionado actor, también dejó su impronta, nada menos que atropelló  a una mujer,pero sin mayores consecuencias, esto motivó que a la señora en cuestión se le gastara alguna broma,  como  que “no todos tienen el honor de ser atropellados por un actor de cine” o comentarios parecidos , y ella  se lo tomaba con risa y buen humor.

Los western, fueron una animación para el pueblo, también algunas pesetas, para aquellas personas que contrataron como extras, para diferentes intervenciones, entre ellas, de plañideras  y acompañantes en los entierros.

Los restaurantes y algunas casas particulares  también sacaron algunos beneficios en comidas y pernoctaciones.Rancho

Marina, que actuó de extra junto a más personas del pueblo, haciendo ver que apagaban un incendio, nos cuenta que les pagaron por una actuación 100 pesetas y un bocadillo, que para aquellos años estaba bastante bien.

 

En la Portellada, lindante con el monte de Ballobar, se construyó un rancho con un pozo y algunos otras cosas, que suelen haber en las cercanías de estos ranchos y que se ven en todas las películas del oeste. Por estos lugares se rodaba y por los caminos circundantes había carreras con caballos y diligencias. En cuanto a las diligencias, más bien era un simulacro de que corrían, mientras unos las movían otros echaban tierra al aire para simular la polvareda que levantaba la carrera.

Acostumbrada la gente del pueblo a pocas novedades, esto fue un gran aliciente para todos, grandes y pequeños. Los paseos hasta el lugar del rodaje eran frecuentes.

 Fotografía obtenida por Elena Blanch del rancho donde se rodaban las películas.

Como todo en la vida, tal como llegó se fue. Durante mucho tiempo permaneció  el rancho y demás cosas, pero ya hace mucho tiempo que desapareció todo. La fotografía que os muestro es la Portellada,  que es la zona donde se construyó el rancho y por lo tanto los escenarios de los rodajes.

Entre las películas que se rodaron en estos lugares, he encontrado dos protagonizadas por Fernando Sancho “Una cuerda al amanecer” y “La diligencia de los condenados” en ninguna de ellas, hizo  de protagonista.

Mercedes Pueyo